jueves, 6 de diciembre de 2012

LORD METATRÓN EL RETORNO LEMURIANO Y EL PORTAL ESTELAR PERIDOTO Noviembre 24 de 2012



LORD METATRÓN
EL RETORNO LEMURIANO
Y EL PORTAL ESTELAR PERIDOTO

Noviembre 24 de 2012



¡Saludos Maestros! ¡YO SOY Metatrón Señor de la Luz! Os saludo una y todas las veces en un vector de Amor Incondicional.

2012 se acelera ahora; y la Ascensión del 12-12-12 y el nacimiento del Nuevo Planeta Tierra en Diciembre 21, están aún más cerca.

¡Dedicad un momento a respirar y sentir y el increíble pulso de los eventos que pronto estarán a la mano!

Muy pronto la Tierra cambiará de maneras asombrosas. Verdaderamente 'volverá a nacer' en un nuevo y magnífico campo de 12 Dimensiones Cristalinas. Esto a su vez engendrará el renacimiento del Firmamento.

Las energías están literalmente bombardeando el Planeta desde vuestro Sol; y de hecho el Sol mismo está cambiando en beneficio tanto de la Humanidad como de la Tierra. Puntos especiales en el Planeta están recibiendo y diseminando esta energía.

Así que hablamos de uno de tales lugares, el ombligo del Planeta, el Portal Estelar Peridoto de la Isla de Pascua o Rapa Nui.

La Isla de Pascua es única en el Planeta. Como os hemos dicho antes, es uno de los más poderosos Portales Vorticales del Planeta. De hecho así ha sido reconocido durante milenios. Absolutamente es un potente y benévolo 'Ombligo de la Tierra'. En un sentido verdadero, el 'agujero de gusano' localizado allí, introduce una masiva cantidad de energías codificadoras y sustentadoras para el Planeta entero.

La tierra volcánica basáltica de la Isla de Pascua, Rapa Nui, está absolutamente preñada de minerales cristalizados de feldespato y silicato de cuarzo, dándole el efecto energético de una enorme piedra preciosa.
Verdaderamente es un campo proyectado de precioso peridoto multifacético. De hecho en sus formaciones volcánicas hay masivas bolsas cristalinas de cuarzo olivino, peridoto, así como de crisolita.

Vuestros geólogos están conscientes de estas masivas formaciones y depósitos de cristal olivino. Lo que no se reconoce es que estos poderosos cristales tienen una enorme influencia en la energía de la isla y su portal. Pero esto fue reconocido y entendido por los Lemurianos que una vez vivieron allí. Estos cristales olivinos son el porqué fue llamado el Portal Estelar Peridoto.

Lemuria

La Tierra de vuestra actual Isla de Pascua es lo que queda de una prístina cúspide montañosa de Lemuria. Tiene la impronta original de Lemuria, quizá más que cualquier otro sitio de vuestro Planeta, tanto en términos físicos como no-físicos. Es un Portal Estelar Multidimensional; y en ese aspecto funciona para miríadas de mundos y realidades.

La realidad multidimensional no está sujeta a las restricciones del espacio-tiempo lineal. Y la Isla de Pascua proyecta facetas de realidad que son absolutamente asombrosas. Por causa de estas facetas, la Isla de Pascua es una 'Puerta de Tiempo'. Aquí el tiempo es fluído; y 'programas' de otras épocas del tiempo coexisten más tangiblemente que en otros de tales puntos en vuestro Planeta, específicamente por causa de sus energías cósmicas y telúricas combinadas; y de su ubicación en la retícula terrestre.

En la Isla de Pascua hay piedras energéticas, calderas, sitios ceremoniales y cavernas, que conducen a diferentes mundos, mundos que son conocidos y desconocidos para vosotros, mundos que muchos de vosotros experimentasteis en vuestro pasado.

El reino de la Utopía Lemuriana fue un idílico paraíso que la mayoría de vosotros experimentasteis; y que la mayoría de vosotros habéis olvidado. Para quienes fuisteis Lemurianos, la Isla de Pascua es un portal que ofrece esta remembranza. Sin duda para quienes entre vosotros sois versados en las disciplinas esotéricas, es mucho más fácil experimentar tales realidades alternas en el Portal Estelar Peridoto. Pero por causa de que la isla triangular es ahora solamente la cúspide de una antigua montaña; y relativamente muy pequeña, puede no parecer el Paraíso que una vez fue; pero os decimos que todo lo que alguna vez estuvo allí, permanece en su lugar dentro de las complejas facetas de la multidimensionalidad.
Espacio Comprimido

La energía de esta Isla Sagrada es espacio 'comprimido'. (Solamente Monte Shasta es equivalente en esta categoría). En su campo específico hay más de 12 dimensiones condensadas concéntricamente. Y como hemos dicho, el peregrino visitante con la visión expandida del Tercer Ojo desarrollada, puede 'ver' más fácilmente versiones pasadas y futuras dentro de las facetas de este vector multidimensional. Los grandes Templos y Pirámides; y la lujuriosa vegetación que una vez hubo aquí, están aún bastante presentes en épocas de tiempo simultáneo.

Puerta de Acceso Original

La mayoría de los Humanos experimentaron Lemuria como su primer viaje en la Tierra, entrando en el Plano Terrenal a través del Portal Estelar Arturiano de la Isla de Pascua.

La tierra que ahora es la pequeña isla de Rapa Nui, fue entonces una montaña Sagrada y Santa en el extremo sur-occidental del masivo continente de Lemuria.

Pero queremos hacer una importante aclaración. Es esencial entender que Lemuria existió en la Tierra en dos fases muy diferentes. La primera fue un reino utópico, que puede ser descrito con más precisión como un holograma de Luz. Esto fue antes de que la Tierra cambiara a la dualidad, mucho antes de la intencional ruptura del Firmamento Original. En su tiempo, los Lemurianos estaban manifestados en luminosas formas de 'proyección', no verdaderamente físicas, sino que estas formas de Luz utilizaban los 'elementos' de la Tierra en su expresión. Concordantemente, sus vibraciones eran como de duendes.

Por eso muchos de vosotros os relacionáis así con los reinos elementales de tierra, aire, fuego y agua, porque los Lemurianos experimentaron la vida como proyecciones de los elementos y reinos de la Tierra. ¡Fueron los 'transformistas' originales! ¡Capaces de volar como águilas, nadar como delfines, correr como jaguares! Fusionándose armónicamente y a voluntad, con todos los aspectos del Planeta, incluyendo los seres cristalinos minerales; y los benévolos dragones de fuego de las líneas ley Kundalini de la Tierra.

En este estado la vida era una aventura, no un desafío de dualidad. De esta fase de perfección y alegría es de la que hablamos ahora.
Sin duda, el holograma de la Lemuria original fue anclado en la Tierra física en la Isla de Pascua, pero en su dimensionalidad y expresión esa Tierra física era bastante diferente de la Tierra en la cual vivís ahora.

El territorio de allí es el mismo sobre el cual caminasteis una vez; y aún están algunas de las enormes estatuas y de los sitios ceremoniales. Pero el área de terreno es ahora muy reducida. El nivel del mar es mucho más alto.

Bajo la Isla de Pascua está un masivo abismo de la Tierra Hueca; y es pletórico de vida y adornado con grandes Templos y Pirámides, tan extraordinarios como los que estaban en la superficie hace eones.
Y el portal original, el Portal Estelar, absolutamente aún está allí. No puede ser cambiado.

Esto es porque el Portal Estelar de la Isla de Pascua es una energía coordinada con propósito, ubicada deliberadamente, con un arreglo único de Luz particulada. Y mientras que la mineralogía de la isla embellece su energía, su localización está basada en sus alineamientos angulares geométricos y cósmicos. Su ubicación en la retícula terrenal geo-esférica tiene una conexión directa con Arturo.

El Paraíso No Está Perdido

Los Lemurianos siempre supieron que llegaría una oportunidad de transitar hacia una dimensión diferente, más física... y que ésta presentaría elecciones definitivas. Algunos se quedarían y entrarían en la dualidad; algunos retornarían a otros reinos; otros entrarían en los abismos frecuenciales de la Tierra Interna. Y no es paradójico afirmar que dentro de la multidimensionalidad todos mantienen un gran aspecto del yo en la Isla del Paraíso original. No está perdido.

Y para anotar algo importante, que puede contrastar con la conjetura de algunos, la transición hacia la materia física en dualidad, no fue una degradación o espiral descendente. ¡No fue la 'Caída de la Humanidad'! ¡No! En lugar de ello fue una elección o decisión opcional que fue ofrecida. La fisicalidad fue elegida por algunos y no por otros. Permitió un desafío mayor; y la libertad de experimentar la voluntad dentro de la dualidad y la polaridad. Experimentar el tiempo lineal y la Tierra magnética polar, aunque muy desafiante, es una gran senda; y es noble.

Holograma de Luz

La Utopía Lemuriana de la fase inicial fue un holograma de Luz especializado insertado en la Omni Tierra. Era un vasto holograma de frecuencia no-polar y luz coherente. La Utopía Lemuriana original cubría todo el Planeta. Pero se entraba por el Portal Estelar que ahora es Rapa Nui.
En esa utopía, todo el movimiento era por pensamiento; y la comunicación era telepática.

En la fase inicial de la antigua Lemuria, la Isla de Pascua formaba parte de un super-continente. La Isla de Pascua era la bella cúspide de una montaña, con pendientes laderas aterciopeladas. Sin duda era el Jardín del Edén original, con exuberantes flores de refinados perfumes y vibrantes colores de todos los tonos. Árboles increíblemente bellos se alineaban a lo largo de corrientes cristalinas llenas de cascadas.

Todos los Reinos del Planeta estaban en armonía. Las hadas y los elfos, tanto del Planeta como de los reinos minerales, eran totalmente visibles y se mezclaban con los espíritus del agua sobre los gorgoteantes arroyos. Alfombras de musgos y líquenes iridiscentes introducían sorprendentes colores. Los vientos eran suaves y gentiles. Los cambios de temperatura y el clima a veces turbulento que conocéis ahora, no fluctuaban así en la antigua Mu.

Todas las condiciones climáticas de todo el Planeta estaban moduladas en una temperatura constante, incluso en las Regiones Polares. Llovía en las mañanas y al final de las tardes, en suaves brumas que generaban sorprendentes arcos iris. El aspecto Divino superior del Reino Animal caminaba en sorprendentes conjuntos, viviendo en el agua y en la Luz; comunicándose telepáticamente clara y gentilmente. Tras luminosos Humanos yacían leones y tigres y corderos.

Recuerdos del Edén

Todos vosotros tenéis profundos recuerdos de este Edén, este exuberante paraíso. Es un lugar al que retornáis en estado de sueño; y os nutre a todos, colmándoos sensual y vibrantemente de la pasión y el gozo de vivir originales, que frecuentemente son difíciles de descubrir en el desafío de la dualidad. Pero está allí, un territorio de belleza y panorama de ensueño, que visitáis más de lo que os dais cuenta. Esas mañanas en las cuales os despertáis sintiéndoos extrañamente rejuvenecidos, sintiendo que acaba de suceder algo maravilloso, aunque ni siquiera le podéis poner el dedo, no podéis recordarlo lúcidamente en detalles, pues la bruma del sueño dio paso a la mente de vigilia; son sin duda las ocasiones mágicas de haber pasado por el Portal Estelar de Rapa Nui, de regreso al holograma vivo del Edén.
Y este paraíso fue un tiempo en el cual la locomoción era por proyección de pensamiento, sin duda podíais estar en cualquier parte de la Tierra con mero enfoque. Sueños tenéis del apasionado alborozo de volar sin temor a grandes distancias, muy por encima de iridiscentes aguas, vibrantes montañas y coloridos paisajes; de hecho frecuentemente son panoramas de ensueño, conexiones muy reales con el Edén de la Isla de Pascua, porque lo hicisteis muchas veces.

Y por causa de que el viaje instantáneo era tan fácilmente logrado, los Lemurianos permanecieron bastante basados en el Edén, el luminoso Portal Estelar de la Isla de Pascua, porque no había lugar más bello ni más potente. La infraestructura Lemuriana era manifestada con pensamiento y fluída, auto-evolutiva, en magnifica armonía de mente grupal combinada. Era un Edén de la creación.

El territorio estaba adornado con Pirámides de capas doradas y Templos de mármol alabastro blanco. Del ápice de las Pirámides salía un rayo de luz visible. Y en los templos se llevaban a cabo bellas artes de danza y música.
El cielo nocturno era un caleidoscopio de colores, pues el Firmamento refulgía con los iridiscentes tonos de la Aurora Boreal, cubriendo todo el cielo con una dinámica energía remolineante cuya observación asombraba. La energía del Portal Estelar en la cúspide de la Montaña Pascua refulgía con luminosa irradiación, con efluvios que brillaban como pequeñas estrellas suspendidas.

¡Y la sorprendente vida vegetal: todos los miembros del Reino Vegetal eran expresiones vívidamente conscientes de aquello a lo que los Druidas se referían como 'Hombre Verde'! Los árboles de Lemuria eran conscientes, exquisitamente expresados y articulados. Había bosques de árboles tan altos y majestuosos como las Sequoias de California. Toda la energía transpiraba fortaleza y tranquilidad. Las parras de hiedra verde eran animadas, trenzándose y trepando a voluntad, para extática delicia de todos.

No había temor, ni ira, ni tristeza; solamente Alegría, solamente AMOR; Amor Incondicional.

Las acciones llevadas a cabo por los Lemurianos no necesitaban el consenso de un consejo, porque todos estaban en armónica perfección. Pero sus pensamientos y creaciones no eran frívolos, sino en la frecuencia del bien más alto. Esto era Utopía. Reflejos manifiestos de la más alta visión y lúcida voluntad. Un paisaje mental de vívido espíritu, venturosa vitalidad y animada creatividad; y una inspiradora corriente de infinita y resplandeciente expresión vital.

¡Siempre ha estado y aún está allí! Aún resplandece por encima (y en los abismos inferiores) de la Isla de Pascua; y a veces, en medio de los benévolos volcanes y asombrosas estatuas, puede verse en un momento fugaz; y sentirse por un instante de intemporal eternidad.

Shangri-la de Alegría

Lemuria era un Shangri-la de juego, risa y alegría. Cuando uno reía con alegría y dicha, todos sentían el Amor. Las Almas luminosas no se limitaban en la sana expresión de cualquier emoción amorosa, eran solamente expresiones de Luz en las cuales las Almas se fundían y expresaban éxtasis arrebatador, sensual dicha espiritual de Ser, en completa participación.

Con seguridad los peregrinos a la isla tienen lúcidas visiones de este recuerdo, porque el Jardín del Edén es intemporal. Es el Cámelot de entonces y del futuro, de belleza y armonía. Os decimos que está allí; el Portal Estelar y el campo dimensional de este holograma viviente, siempre proyectarán eterna magia.

El territorio y las erguidas estatuas pétreas de la Isla de Pascua proyectan sutil, pero dinámicamente, las claves energéticas. No se trata de conjeturas, sino de las leyes de la física multidimensional. Sin duda ese territorio eleva la vibración de los Lemurianos pasados y presentes; y permite a todos entrar en la Rapsodia Viviente del Amor.
El paraíso no se había perdido... solamente se había olvidado en medio de los desafíos de la dualidad; pero siempre está allí como refugio de lúcida memoria.

Pregunta a Metatrón:
Previamente mencionaste que los portales octaédricos vertical y horizontal existen en la Isla de Pascua. ¿Cómo entra uno en el portal hacia la Tierra Interna?

Metatrón:
Vuestros cuerpos son conductos de las corrientes planetarias en la tercera dimensionalidad. En nodos de poder específicos, particularmente en volcanes como los de la Isla de Pascua, las corrientes terrenales contienen los circuitos de otras dimensiones de la Tierra. Este embellecimiento es resultado de la mineralogía. La Isla de Pascua está compuesta principalmente de olivino mineral (que cuando está en fase cristalina se llama también crisolita-peridoto), que es un silicato ferro-magnésico octaédrico. ¡La isla entera es una energía proyectada de peridoto y crisolita! Ahora podéis comprender por qué es un lugar tan incomparable de sanación, serenidad y expansión.

Sin duda los depósitos cristalinos del aspecto de gema cristalina del peridoto, siendo un olivino de silicato de cuarzo, proveen una increíble energía a la Isla de Pascua. En la isla también hay feldespato. Ambos aportan a la geometría octaédrica, 'como es arriba es abajo', de la isla. Los minerales cristalinos y magnéticos (basalto de hierro) se combinan para amplificar la habilidad de las piedras Moi y la Pirámide AHU, para ayudar a cada Humano a viajar lúcidamente a otros reinos.

Añadimos enfáticamente también, que estar en la concentrada energía magnética que se encuentra en la caldera de los volcanes y las cavernas de lava, ayuda a entrar en el reino hueco de la Tierra Interna, pero es importante estar en localizaciones específicas. No todas las partes de la isla ofrecen el portal hacia los abismos de la Tierra Hueca.

Pregunta a Metatrón:
Mencionaste que las 'erguidas estatuas de piedra de la Isla de Pascua' tienen las claves energéticas que permiten la entrada a la Utopía original. ¿Puedes hablar de esto?

Metatrón:
Las piedras son de la Tierra, pero la energía embebida en ellas es celestial. Es activada con el armónico sonido de 'Om', tal como lo son las claves en la Cámara Sagrada de Gizeh; y en el circuito de montículos en el Portal Estelar de Newgrange.

Añadimos que el campo Utópico es etérico, en vuestros términos. El campo Utópico es mantenido en su lugar por un nexo, una serie de espirales energéticas interconectadas que portan partículas asociadas de materia/no-materia entre las capas holográficas de las dimensiones físicas/no-físicas. Pero las piedras actúan como el catalizador de las claves frecuenciales, su energía trabaja por inducción con la Mer-Ka-Ná, el Cuerpo Cristalino de Luz, para elevar a aquellos que tienen el Cociente de Luz hábil para entrar.

Vector de Elección

La Isla de Pascua representa para la Humanidad mucho más de lo que se reconoce; y especialmente para los muchos que experimentaron la vida en sus primeras dos fases. Cuando la Tierra cambió a la dualidad, fue elegida como una Isla de Luz por parte de los Lemurianos que eligieron experimentar la vida en las más densas eras de materia física. Fue elegida por sus increíbles energías y su proximidad a las dimensiones superiores... pero también por los portales superior e inferior; y por su rol en el futuro.

Como mencionamos antes en esta canalización, la Utopía de Lemuria es y fue un reino no físico de éxtasis y gozosa aventura. Hace aproximadamente 800.000 años de vuestro tiempo lineal, los Lemurianos se mudaron a sitios sagrados específicos en la retícula energética de la Tierra, que están alineados favorablemente con el influjo cósmico. La Isla de Pascua representó el punto principal, con comunidades secundarias dispersas por toda Lemuria, notablemente en regiones que rodeaban a las que ahora permanecen como islas, incluyendo Hawai y Tahití.

En el campo utópico los Lemurianos no estaban atados a la Tierra, pero cuando se disolvió el Firmamento y la Tierra hizo su transición a la polaridad, la mayoría permanecieron por un tiempo, experimentando los cuerpos más densos en los cuales las Almas estaban atadas a formas físicas. Ya no podían viajar con el pensamiento ni volar en luminosos cuerpos de Luz.

Separación Frecuencial Indispensable

En el flujo del tiempo lineal y de la dualidad, llegaron desafíos mayores; y el conocimiento de un inminente cataclismo... una comprensión de que el continente se sumergiría. Esto puso en primer plano una difícil encrucijada, una perpleja decisión. Un punto de separación definitiva estaba enfrente. Individualmente, los Lemurianos eligieron:

1. Total fisicalidad en los ciclos duales de reencarnación (Principalmente en Atlántida, Egipto y Rama).

2. Retirarse del Plano Terrenal físico.

3. Mudarse a los Reinos Interiores de la Tierra, frecuencialmente superiores.

Aproximadamente el 65% se mudó a la Tierra Interna, los números más grandes bajo la Isla de Pascua; y otros bajo Monte Shasta y bajo los lechos cristalinos de Arkansas y Brasil.

Estos serían mantenidos en su lugar por los Códigos de Luz y protegidos por Guardianes de Sabiduría durante muchos milenios. La era Lemuriana estaba aparentemente ante el fin; y cuando la dualidad se incrementó, cayó la separación por una temporada. Los Lemurianos de la Tierra Interna se dirigieron a una compleción; y durante un tiempo hubo poca intención de interactuar con la densidad de la población de la superficie de la Tierra. Esto fue entendido innatamente. Pero la separación intencional fue solamente por una era y una temporada, como está marcado en los ciclos cósmicos de la Omni Tierra. En la superficie y en los reinos internos permanecieron Emisarios Lemurianos Especiales, portando códigos y reteniendo sabiduría, mientras la población de la superficie entraba en mayores densidades de dualidad; y encaraba desafíos que no fueron elegidos por los Lemurianos de la Tierra Interna. Y consecuentemente, los viajes de los Lemurianos de la Tierra Interna y de la población de la superficie de la Tierra, entraron en dimensiones vibratorias enormemente diferentes.

Y aún cuando los seres de la Tierra Interna progresaron en un sitio muy diferente del de los de la superficie de la Tierra, siempre ha habido emisarios especiales que los conectan. De hecho, los de la Ley del Uno de Poseida en la Edad Dorada de Atlántida, fueron también Ancianos de Códigos Lemurianos. Los de la Ley del Uno de hecho eran miembros de la familia de la experiencia Utópica original.

Una Gran Reunión

Los Lemurianos entendían profundamente que a su tiempo habría una nueva fusión. Ese tiempo está llegando.

La Isla de Pascua tiene un papel importante en ese proceso. Ahora está siendo preparada para anclar el Nuevo Firmamento. Y después del anclaje, en el no muy distante futuro, será un punto de resurgimiento de la familia Lemuriana de la Tierra Interna. Y la reunión reunificará a todos los Lemurianos: los de la superficie, los de la Tierra Interna; y los de Sirio y Las Pléyades.

Mientras tanto, la Isla de Pascua, Rapa Nui 144, siempre ha sido un Portal Sagrado de Sanación, Equilibrio y Remembranza... de aquello que una vez conocisteis y que será otra vez.

La Isla de Pascua os llama ahora, llama a los de Lemuria para que vengan y reciban los códigos del recuerdo. Es un lugar de nutricia energía que está en la perfección del equilibrio. Tiene un alineamiento único con Monte Shasta, Arkansas, Newgrange, Gizeh y Brasil (Sao Tomas des Letres en Minas Gerais). De hecho está conectada axiotonalmente con todos ellos por medio de 'túneles' subterráneos.

Irradia las energías que llamáis Femenina Divina y Masculino Divino. Es la perfecta ecuación equilibrada de ambas. Concordantemente, provee la energía necesaria para que los que están desequilibrados reciban el flujo requerido para el equilibrio. Para un varón en frecuencia hiper-masculina, hay influjo femenino; y viceversa. En 2013 pasará axiotonalmente esta energía a otras de tales localidades del Planeta; y habrá 11 que recibirán esta energía. Quienes recibáis estos códigos os convertiréis en portadores vivos de ellos, para pasarlos a otros.

La Isla de Pascua es sin duda una Luz Cristalina de Peridoto; y la Luz de esta energía, que está ricamente embebida por todo su territorio, ofrece el Rayo Verde de Sanación y Alegría.

Fue y sigue siendo el Primer Templo de los Lemurianos. Y la mayoría de vosotros conocéis esta energía, quizá más de lo que os dais cuenta. ¡Irradia la energía del Hogar!

El Llamado del Clarín

El Portal Estelar se abre a quienes son llamados. En su Yo Divino, cada uno de vosotros sabe con la más profunda veracidad, que aún está allí. Él llama; y aún es visitado frecuentemente en el sueño, sueños lúcidos de eufórica exaltación y entusiasmo. Es un lugar celestial flotante de siempre jamás, donde los sueños se hacen realidad.

Vuestros viajes os han llevado lejos; y ahora el camino conduce hacia el Hogar... y está encendida la luz para vuestra llegada.

YO SOY Metatrón y comparto con vosotros estas Verdades. Sois Amados.

... Y Así Es... Y Es Así...


Canalizado por James Tyberonn
Tradujo: Jairo Rodríguez R.
http://www.jairorodriguezr.com/

No hay comentarios: